En Ebregrow, somos conscientes de la importancia de mantener un control adecuado de la temperatura y humedad en el cultivo interior. Estos factores desempeñan un papel crucial en el éxito de tu cultivo, ya que influyen en el crecimiento de las plantas, la salud de las mismas y la producción. En este artículo, te proporcionaremos las mejores prácticas y consejos para mantener un entorno óptimo en tu cultivo interior según el VPD, que está relacionado con la temperatura y humedad.

❔ ¿Qué significan las siglas VPD?

El VPD (Diferencial de Presión de Vapor, por sus siglas en inglés) es un concepto importante en el cultivo interior que se refiere a la diferencia entre la presión de vapor de agua en el aire y la presión de vapor de agua en las hojas de las plantas. Se utiliza para evaluar y controlar la humedad relativa de manera más precisa y adecuada para el crecimiento de las plantas.

El VPD se expresa en kilopascales (kPa) y se calcula utilizando la temperatura y la humedad relativa del aire. Una vez que se obtiene el valor del VPD, se puede determinar si las condiciones ambientales son favorables para el crecimiento de las plantas o si es necesario ajustar la humedad para lograr una transpiración óptima.

Un VPD alto indica que la presión de vapor en las hojas es menor que en el aire circundante, lo que puede llevar a la transpiración excesiva de las plantas y a un estrés hídrico. 

Por otro lado, un VPD bajo indica que la presión de vapor en las hojas es mayor que en el aire, lo que puede resultar en un crecimiento deficiente y problemas relacionados con la falta de transpiración. En casos extremos nos encontramos con condensación de agua e infecciones por hongos fitopatógenos como el oidio y la botrytis.

Un VPD óptimo variará según la etapa de crecimiento de las plantas, pero generalmente se considera que un rango de 0.8 a 1.2 kPa es beneficioso para las plantas de cannabis en casi todas las fases del cultivo. Para que lo veas más claro, mira esta tabla con los valores óptimos de VPD:

tabla vpd
Color rojo (izquierda): condensación
Color verde: propagación
Color azul: crecimiento y prefloración
Color lila: plena floración
Color rojo (derecha): transpiración excesiva

📊 ¿Cómo saber el VPD de nuestra sala de cultivo?

En la columna izquierda tenemos el valor de temperatura en grados Celsius y en Fahrenheit. Ten en cuenta que la temperatura de las hojas suele ser un grado menor que la temperatura de la sala, siempre que la iluminación sea adecuada y la planta esté bien regada. Para determinar la temperatura de las hojas, puedes usar un termómetro infrarrojos

En la fila superior, tenemos la humedad relativa del aire, que comprobaremos en nuestra sala con la lectura del termo higrómetro. Una vez tengamos los dos valores, podemos cruzarlos en la tala VPD para ver si las condiciones son ideales.

Si no lo son, controlar el VPD puede lograrse mediante el ajuste de la temperatura y la humedad relativa del aire. Un monitoreo regular y preciso del VPD puede ayudar a evitar problemas como el estrés hídrico, la transpiración excesiva y enfermedades relacionadas con la humedad.

🌡️ Importancia de Controlar la Temperatura

En general, la temperatura ideal para la mayoría de las variedades de marihuana en su fase de crecimiento es de aproximadamente 24 grados durante el día. Esta temperatura es la ideal para maximizar la fotosíntesis, y minimizar la fotorrespiración (pérdida de eficiencia fotosintética). Sin embargo, es importante tener en cuenta el VPD.

Para garantizar un control preciso de la temperatura, se recomienda el uso de dispositivos como termostatos y controladores de temperatura. Estos equipos te permiten monitorear y ajustar tu sistema de ventilación y extracción de aire, para que esté funcionando correctamente. Esta es la forma de mantener una temperatura constante y evitar fluctuaciones no deseadas.

💧 Mantenimiento de la Humedad Adecuada

La humedad es otro factor crítico que afecta el VPD en cultivo interior. Un nivel de humedad inadecuado puede provocar problemas como la propagación de enfermedades y un crecimiento deficiente de las plantas. A continuación, te brindamos algunos consejos para mantener la humedad en niveles óptimos:

El rango de humedad adecuado para la mayoría de las plantas en su fase de crecimiento se encuentra entre el 50% y el 60%. Sin embargo, al igual que con la temperatura, es importante tener en cuenta el valor del VPD según los  valores específicos de humedad,  ajústala según sea necesario.

Para controlar la humedad y mantenerla en niveles adecuados, puedes utilizar humidificadores o deshumidificadores. Estos dispositivos te permiten aumentar o disminuir la humedad en tu cultivo interior de manera controlada. Es importante monitorear regularmente los niveles de humedad y ajustar los dispositivos en consecuencia.

🤔 Conclusión

En resumen, mantener un control adecuado de la temperatura y humedad en el cultivo interior es crucial para lograr un crecimiento óptimo y cosechas de alta calidad. Al seguir las mejores prácticas mencionadas anteriormente, podrás optimizar el rendimiento de tu cultivo interior, regulando el VPD según corresponda. ¡Deseamos mucho éxito en tu aventura de cultivo interior!

Jose Manuel Asenjo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×