Los reflectores para cultivo interior son una herramienta indispensable para el cultivador, puesto que se encargan de redirigir la luz que emiten las bombillas de sodio o LEC hacia las plantas.

Además, los reflectores también actúan a modo de radiador, disipando el calor de las lámparas hacia el techo. Básicamente, existen cuatro tipos de reflectores:

Sencillo (tipo estuco). Es el más barato pero también el menos eficiente en términos de reflexión. La superficie puede ser lisa o amartillada, siendo esta última más reflectante.
Tipo gaviota. Tienen una superficie mayor y por tanto reflejan mejor la luz, sin puntos calientes. Los primeros en aparecer en el mercado fueron los adjust-a-wings.
Cooltube. Adecuados solo cuando el calor es excesivo, como en cultivos de verano. Tienen la desventaja de que el cristal absorbe parte de la luz que emite la bombilla.
Reflector casquillo vertical. Este modelo se utiliza en iluminación de aplicaciones no hortícolas, especialmente con bombillas de alta potencia como pueden ser las de 1000 watts HPS.

Sea cual sea tu presupuesto, en nuestro growshop disponemos de la mejor opción para tu cultivo. Y si no lo tienes claro, no dudes en preguntar!

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?