Los kits de iluminación de sodio están compuestos por tres partes, que pueden ir ensambladas juntas o no:

  1. Bombilla sodio. La tecnología se denomina High Pressure Soidum o HPS, que significa sodio alta presión. Estas bombillas tienen gas en su interior, que al ser sometido a un alto voltaje emite luz anaranjada.
  2. Balastro. Se trata de un transformador encargado de convertir el voltaje de 230V de la red eléctrica en un alto voltaje que enciende el gas en el interior de la bombilla.
  3. Reflector. Fabricado en aleación de metal, se encarga de concentrar y redirigir la luz hacia la superficie de cultivo interior.

Algunos kits de iluminación de sodio están fabricados de forma compacta, es decir, que no es necesario conectar los distintos componentes entre si. Este es el caso de los famosos equipos Gavita y Dimlux, entre otras marcas.

Como norma general, los kits 600w HPS iluminan superficies de cultivo interior de 1,2×1,2 metros. En cambio. los kits 1000w HPS, pueden abarcar 1’5×1,5 metros.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?